domingo, 16 de agosto de 2009

"LA VUELTA DE UN AMIGO BAJO LOS PALOS..." (Foto: archivo propio)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La vuelta de un amigo bajo los palos, significó para mi, AMIGO Daniel, un retorno a nuestra niñez y adolescencia. Donde precisamente nuestra inquietud de FE nos llevó a conocernos cuando ya han pasado más de 15 primaveras. La admiración mutua que nos procesa no es fruto de la casualidad, sino que gracias a Nuestro Bendito Padre, quiso que nos encontraramos cuando empezaba ya en nosotros el Amor por aquella forma de hacer oración. Nuestros padres y hermanos nos han visto crecer y crecer con nuestras "cosas", hasta el punto de ver como algo ya natural, el hablar no solo de nuestras semanas santas de costal y música, sino de la vida de Dios y su Madre en nuestros ya conocidos "agotaderos" particulares. Desde aqui quiero hacer exaltar nuestra fuerte amistad ya muy consolidada en el tiempo y, hacerte mi pequeño homenaje a tu persona. Gracias, gracias a DIOS, seguimos pese a considerarnos "pecadores", discipulos en la Tierra y hermanos de por vida. UN FUERTE ABRAZO EN EL SEÑOR. Tu amigo y hermano Antonio Moreno Pozo.

Hágase la Semana Santa dijo...

Efectivamente Antonio. Como siempre decimos, hemos crecido juntos entorno a ÉL y son muchos los momentos y vivencias que nos han servido para fortalecernos como personas y quizá, un poquito, como cristianos. Sin duda, sin la ayuda y la cercanía de ÉL, posiblemente hoy no nos plantearíamos tantas cosas relacionadas con DIOS PADRE.
Porque de una forma u otra nos veamos cerca de ÉL cada Martes Santo...
(Ya te pegaré el abrazo correspondiente.)